Creatividad, Libertad, y expresión

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Aprovecho este primer post del blog para contarun momento reciente en el que sentí la riqueza de la que me he ido cargando estos años de crianza y formación paralela en estimulación artística temprana.

La semana pasada dentro de esta cuarentena larga de 2020, gocé de un momento precioso más de creación y vivencia conjunta con mis peques. Una instalación artística al estilo de las que he aprendido de La Inopia, grupo de educación artística dirigida por Andrea (podéis encontrarlas en Facebook) que trabaja llevando las artes visuales y plásticas desde bebés en Asturias. Si entráis en sus páginas y redes veréis maravillas que montan para bebés, peques y familias, en las que en cada sesión eligen un o una artista y diseñan los materiales y modos de trabajo con los que trabajar como ese artista haría, adaptándolo si es necesario a las características de la población con la que trabajan. En esta línea están también en Cantabria las compañeras de Createctura, ideando paisajes sonoros, instalaciones artísticas dignas de museos de arte contemporáneo y experiencias sensoriales maravillosas para cualquier edad.

Montamos en casa un espacio de estimulación, curiosidad, sorpresa integral de oír, ver, tocar, sentir… para su deconstrucción y reconstrucción en función de las necesidades expresivas de las personas que estábamos allí participando. Un juego de música estimulante, luces, sombras y materiales baratos, caseros, reciclados y sostenibles, usando lo que tuviéramos almacenado esta racha en casa. El resultado fue más de una hora de trabajo individual y conjunto, en interrelación, experimentando lo propio y lo ajeno, en momentos de silencio con momentos de emisión de sonidos, momentos de frustración, de reconexión, de curiosidad, de sorpresa… buscando la canalización de necesidades y expresiones artísticas propias dentro de un grupo y espacio conjunto, sin normas ni objetivos. El juego incluye expresión corporal, experimentar con la estética, con la ingeniería de la construcción y equilibrio, con las características sonoras de los objetos, las texturas… No hemos usado líquidos ni elementos olfativos, pero en algunas sesiones de La Inopia sí aparecen y los niños y niñas experimentan con la química y aspectos científicos desde la vivencia directa, el contacto con las manos, tan ligado a las conexiones interneuronales desde el comienzo de la vida. 
Como nos cuenta Paulo Lameiro, especialista en estimulación temprana y creador de los Conciertos para Bebés, las personas tenemos sensibilidad para captar el arte desde que nacemos y de toda disciplina artística. Puedo corroborarlo desde mi práctica profesional y mi vida familia, como el gusto y apreciación de las artes e incluso combinadas, produce placer e impacto en las personas desde que nacen.
Con un enfoque de respeto profundo a la creación del otro u otra, sin juicios, sin comparaciones. Así he aprendido junto con mi hijo y mi hija durante estos casi cuatro años de vivencias en talleres semanales, luego quincenales y actividades sueltas de La Inopia. A la vez, mi formación y experiencia en estimulación musical temprana de Paulo Lameiro y Edwin Gordon en contacto con lecturas, pedagogías, entidades y personas que trabajan desde la pedagogía activa no directiva, métodos Montessori, Pikler, Waldorf… todo coordinado con nuestro desarrollo familiar en danza, yoga y autoconsciencia y participación en iniciativas grupales, han permitido adquirir un sin fin de herramientas y riquezas. 
Durante esta cuarentena en casa hemos podido usar todas esas herramientas, recursos internos y externos que nos permiten seguir encontrando espacios de libertad, de elección, de expresión a muchos niveles. Esto es sentirse rico o rica por dentro y en conjunto con quien te rodea, sentirse conscientes y presentes.
Y a mi entender esto es desarrollo humano, autoconsciencia y consciencia de otros y otras, amor y asombro por lo que somos capaces de crear, pensamiento divergente, no conformista desde el respeto, salirse y explorar más allá, desarrollar una visión crítica desde la experimentación directa. Siento un profundo agradecimiento por este universo infinito que vivo en mi familia y con toda persona que quiera jugar, ¿te animas?
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp

Suscribete a nuestro blog​

Compartir con tus amigos

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin