Pequeños pasitos de Musicoterapia

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

La esperanza es esa cosa con plumas

Que se posa en el alma

Y canta una canción sin letra

Y nunca, nunca se calla (…)”

Así nos contaba la poetisa Emily Dickinson a qué le sonaba la esperanza. Una mujer confinada casi voluntariamente a lo largo de casi toda su vida dentro de una cultura  religiosa y puritana, donde no se permitían las reuniones de mujeres solas y la única expresión artística permitida era la música del coro de la iglesia.
Cuando lees su obra, oyes el silencio que había en su vida,  y a la vez como lo convirtió en esperanza, a través de un pájaro. 
La música, como la  mejor terapeuta posible es asertiva: dice lo  que necesita en el momento adecuado. Es empática, porque se pone en tus zapatos, genera resiliencia versus esperanza,  y cuando hacemos musicoterapia, practicamos el “ghalumping”, la creatividad como un juego, (un término que inventó el escritor de Alicia en el país  de las maravillas -Lewis Caroll, un matemático creador  de historias llenas de música-)  y que después se incorporó dentro de la antropología como uno de los talentos principales que caracterizan la forma de vida superiores: La energía del juego inmaculadamente estrepitosa y aparentemente inagotable de  los  cachorros, gatitos, niños, mandriles de  muy poca edad, …y también de las comunidades y las civilizaciones (…) En los animales más evolucionados y en las personas tiene un supremo valor evolutivo. (Nachmanovitch, 2004).
Cuando hablamos, cantamos, generamos un ritmo, un tono, una armonía, una melodía, un  silencio…elementos que se pueden analizar. Y el bebé en la tripa reconoce estos sonidos, independientemente de que cantes bien o mal, o regular o peor.  Asi que, criadores del  mundo ¡¡¡ cantad sin miedo!!!
Y tu voz es la mejor. No lo dudes. 
El arte es una necesidad básica y la estimulación de la creatividad no hará más libres y más  tranquilos. A peques y adultos.
Otro día, seguimos contando cosas de  musicoterapia. ¡¡¡Tened un  musical día!!!
¿Os atrevéis a  ponerle música a este poema de Emily Dickinson?
Un abrazo  Concertino
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp

Suscribete a nuestro blog​

Compartir con tus amigos

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin